22 de marzo de 2014

Lo que la verdad esconde

"La verdad es hija del tiempo, no de la autoridad" Francis Bacon

La verdad. La bandera del conocimiento válido, la afirmación de la realidad, la justificación de los hechos, la confirmación de la razón, la base que legitima las acciones, la confianza en la relación entre lo que se cree, lo que se dice y lo que es. Todos actúan en nombre de la verdad. Todos son portadores de la verdad. Pero, ¿quién la tiene?
Fuente: echoes.wordpress.com



















La Historia de la Humanidad desde sus más remotos orígenes está repleta de enfrentamientos. Cuanto más amplia es la perspectiva con la que se analizan, más transparentes aparecen las razones. Podemos leer escritos que explican las causas de estos conflictos basándose en diferencias culturales, sociales, religiosas o políticas, y probablemente todos ellos se amparan en una verdad. Pero también podemos aceptar como una certeza el hecho de que cuando una sociedad ha convivido con excedentes de recursos, ha podido ampliar su complejidad y buscar un espacio común que pudiera alinear a todas las desavenencias en acuerdos, las hostilidades en colaboraciones, retroalimentándose con el objetivo de un beneficio común. Este ambiente de bienestar perdura mientras todos los componentes de la comunidad se encuentren colmados en sus necesidades básicas y aspiraciones.

Es un comportamiento similar al que ocurre en la naturaleza. En la sabana un predador como el león y una presa como la gacela conviven en armonía, hasta que la necesidades de ambos se contraponen. El león para subsistir ha de cazar y se fija en la gacela del grupo que menos posibilidades tiene de que se le escape. Elige a la que está herida, ya que las probabilidades de conseguir a la presa aumentan considerablemente. El resto de gacelas asume esta situación como cotidiana e incluso antes del ataque se acercan a su semejante, ya sentenciada por el propio grupo, para justo en el momento del ataque dispersarse y dejarla a merced del león. Se reúnen varias curiosidades en este acto. En primer lugar el león busca el mayor rendimiento energético cogiéndo la presa fácil. Una vez satisfecho, todo el entorno vuelve al inicial estado de equilibrio entre presas y predadores. El resto de gacelas miran hacia el futuro inmediato. Para el próximo ataque cada una de ellas espera no ser una de las heridas.

Fuente: wasanga.com

Mientras los excedentes de recursos nos mantienen satisfechos, nuestra única visión es la de optimizar los beneficios. El problema surge en el momento en que esos recursos esenciales que han mantenido esta etapa de relativa simetría empiezan a escasear, y es cuando empezamos a mirar quién está en disonancia. Es lo que el peak oil ha desvelado al frenar la marcha de la economía mundial.

En la actual era de la masificación informativa, la verdad pasa a ser un simple elemento estratégico de persuasión de masas. Mientras la tensión geopolítica crece, los grandes medios ya convertidos en potentes corporaciones financieras que engloban diversos campos de negocio, nos inducen a mirar a un lado y a otro para que como indefensas presas, asumamos que han de haber "heridos" en el grupo para mantener un "equilibrio". 

Cuando en el futuro se estudien los actuales conflictos internacionales, se editarán artículos,  documentales, libros, que fundamentarán las causas en divergencias políticas, en criterios democráticos, en diferencias étnicas, en enfrentamientos religiosos, en enfoques económicos, en culpar al imperialismo angloamericano, al totalitarismo chino, al absolutismo ruso, al papel comparsa de la Unión Europea, y seguramente todos tendrán una verdad.

No es un dilema entre buenos y malos. Existen los límites físicos. Existen las leyes de la Termodinámica. Existen los intereses contrapuestos. Existe la esencial necesidad de disponer de un espacio vital. Existe un sólo planeta.

Nadie quiere ser gacela herida. Pero no todos pueden ser leones.

Fuente: cio.com

 

1 comentario:

Jesús Nácher dijo...

Buenas VDMC,

El blog lleva seis meses parado ¿ocupado? ¿pérdido la ilusión?

He leído algunas entradas, en diversos momentos, y veo que tu principal objetivo ha sido desarrollar la cuestión (incluso explicando alguno de los fundamentos teóricos) del problema energético, en especial el Peak Oil.

Intuyo que eres lector asiduo de "The Oil Crash" de Antonio Turiel. No sé si llegaste a leer un artículo que publiqué en ese blog, junto con algunos amigos. En él desarrollábamos unos principios que tendría que seguir una sociedad que no se base en el derroche, llámalo decrecimiento, estado estacionario, "bienvivir", etc. Me gustaría saber tu opinión sobre los mismos.

un saludo,

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...